Maternidad y desarrollo profesional: claves para el regreso de la licencia

¿Cómo volver de tu licencia de maternidad y demostrar que sos aún más valiosa que antes? Silvina Prekajac, fundadora de Giving Birth te comparte algunas ideas para lograrlo.

Cuando llega el momento de volver de la licencia de maternidad, luego de meses en los que las preocupaciones que nos dejaban sin dormir estaban bien lejos de la esfera laboral, suele aparecer un cuestionamiento en común: ¿podré volver a ser la misma de antes?

Muchas son las dudas que surgen en relación a poder afrontar las mismas responsabilidades y obligaciones que antes y poder seguir aportando el mismo valor, y muchas son las reflexiones con las que es bueno encontrarse, sabiendo que inevitablemente una ya no será la misma persona, dada la reinvención 180° que implica traer un hijo al mundo. Pero no por ello, una será menos efectiva o eficiente, sino que la realidad bien puede ser todo lo contrario.

A continuación, te compartimos algunas reflexiones para empoderar tu regreso:

  • ¿Está tu trabajo orientado a resultados? ¿Contás con objetivos claros y concretos por los cuales se evalúa tu performance? Sino, ¡es un buen momento para proponerlo!

Trabajar por objetivos es fundamental para visualizar un regreso desde la suma de valor, porque permitirá que tanto vos como tu jefa o jefe puedan construir confianza desde los resultados concretos por los que es bueno que te midan, eliminando posibles sesgos en la evaluación de tu trabajo.

  • ¿Considerás que tu trabajo, objetivamente, no puede hacerse de otra forma más que presencial? ¿Sentís que, incluso, no va a ser compatible con la hora de lactancia que la ley dispone para tu regreso?

Muchas veces, es cierto que hay tareas que nos requieren físicamente, pero ¿qué pasaría si, por ejemplo, proponés una optimización en la forma de realizarlas, de manera que resulten en una mayor eficiencia del tiempo y, en consecuencia, en poder gozar de la hora de lactancia sin perjudicar tu trabajo? ¿Y si proponés trabajar una o dos semanas de manera remota con alguna de las tareas que tenés asignadas, y ven qué sucede…? Salir del status quo invita a desafiar estructuras arraigadas y esta, quizá, sea una buena oportunidad para hacerlo.

  • ¿Cómo es el estilo de liderazgo de tu jefa o jefe? ¿Cuánta confianza sentís que tiene en trabajar “por objetivos”? ¿Cuánta apertura te parece que tiene en relación a trabajar en cualquier momento y/o lugar, contra un trabajo “por horas” en el que un trabajo bien hecho se asocia con estar de 9 a 9 en la oficina, independientemente de sus resultados?

Si resulta que tenés un jefe o jefa de la “vieja escuela”, que poco se adapta a las necesidades actuales de una mujer que busca compatibilizar el trabajo con la familia, es momento de mostrarle el costo de oportunidad de no aggiornar su estilo.

Para ello, podés abordarlo desde la perspectiva de las nuevas generaciones, que valoran aquellos lugares de trabajo en los que la flexibilidad sea un hecho, y desde lo poco competitivo que podría ser no acompañar con tu ejemplo el nuevo liderazgo de trabajo “por objetivos” que ello requiere.

Una buena manera de comenzar a construir la confianza necesaria para llevarlo a cabo puede ser a través de una invitación a definir objetivos, a comenzar a medirlos y a tener reuniones de seguimiento con la periodicidad que amerite para que ambas partes puedan alinear necesidades y expectativas.

  • ¿Cómo es tu estilo de liderazgo? ¿Sos de las que van al frente o de las que espera que otros propongan?

Aprovechar la licencia de maternidad para volver marcando una impronta de mejora ayuda a sumarte confianza al regreso, ya habiendo tenido la oportunidad de evaluar posibles ejes de reinvención –como algunos de los que ya nombramos– y al saberte mucho más valiosa que antes. Y, desde ese lugar, se vuelve fundamental inspirar esa confianza al resto para que tu impacto trascienda.

Para ello, te invito a desafiar aquello que deba ser desafiado, a ponerte como protagonista, proponiendo lo que consideres necesario para que tu regreso de la licencia marque una diferencia positiva. Y a movilizarte y movilizar a otros, para inspirar un cambio que bien puede comenzar por vos en tu compañía y que, sin dudas, comenzará a visibilizar la gran oportunidad de vidas integradas y del valor que ello representa.

Espero te haya resultado de valor la nota, y ¡muchas gracias por compartirla!

TAGS: #SantanderWomen #ElBancoDeLaMujer #ElegíTuCamino#Maternidad #DesarrolloProfesional #MadresTrabajadoras #Consejos #OrientaciónProfesional #Empoderamiento

Por: Silvina Prekajac.
Licenciada en Comercialización y en Administración de Empresas por la Universidad Argentina de la Empresa. Cuenta con un postgrado en Management del IAE (Escuela de Dirección y Negocios de la Universidad Austral). Es Mentora acreditada por la Red Global de Mentores, está certificada en Coaching y Mentoring por la Escuela de Management y Liderazgo de la Universidad de Cambridge, y es autora del libro “Estoy embarazada. ¿Cómo sigue mi carrera profesional? Estrategias para potenciar maternidad y trabajo”.
Luego de más de 15 años en compañías multinacionales de primera línea, decidió fundar Giving Birth, la primera consultora de mentoreo de Argentina concebida para convertir la barrera que representa la maternidad para el desarrollo de carrera de la mujer, en una experiencia de liderazgo diferencial, y que se ha expandido para sinergizar su aporte en vistas de una mayor representatividad femenina en puestos de decisión.

Fuente: https://www.santander.com.ar/banco/online/banca-women/formacion/desarrollo-profesional/claves-para-el-regreso-de-la-licencia