¿Qué hacer para que haya más mujeres madres en puestos de decisión?

¿Qué hacer para que haya más mujeres madres en puestos de decisión?

Hoy más que nunca, el brindar soluciones concretas a la mujer profesional madre que busca seguir desarrollándose profesionalmente, se vuelve una necesidad que requiere de acciones ejecutables y de resultados tangibles.

La protección de la maternidad se definió como uno de los principales ejes de trabajo del W20, y está teniendo su agenda en el panel de políticas de inclusión laboral, con lo que es momento de comprometerse con acciones que ayuden a revertir los números conocidos de 6 de cada 10 mujeres que abandonan su carrera luego de ser madres, con su impacto directo en menos de un 15% de mujeres en puestos de decisión.

El hecho de que 80% de las decisiones de compra sean realizadas por mujeres, pero que su voz y voto en las organizaciones están relegados prácticamente a hombres. El que el 45% de las mujeres declare haber visto condicionada su carrera tras el nacimiento de su/s hijo/s, y el dato de que la brecha salarial entre mujeres con hijos y mujeres sin hijos es de un 20%, invitan a que la dicotomía para la mujer que muchas veces debe elegir entre ser madre o seguir creciendo profesionalmente, sea una dicotomía compartida por parte de las organizaciones en donde se desarrollan o desean desarrollarse.

El que 3 de cada 10 mujeres declare quitarse la alianza de compromiso previo a una entrevista laboral por miedo a ser discriminada, y que más del 50% de las mujeres deba dar detalles sobre sus proyectos de familia, es una realidad que invita a pensar cómo se están reclutando actualmente a los perfiles, y si la mujer madre está siendo dejada a un lado independientemente de que pueda ser el mejor perfil a nivel profesional para la posición que se está buscando.

Mismo, para aquellos casos en que la mujer profesional cuenta con políticas de flexibilidad para poder potenciar su carrera en sintonía con su maternidad, pero cuando debe usarlos sabe deja de estar presente en decisiones de peso que la desfavorecen en su posicionamiento competitivo, o que es vista con menos influencia por no poder estar presente en las reuniones de networking que se realizan fuera del horario de oficina y que coinciden muchas veces con las necesidades de sus hijos, impidiéndole estar con sus compañeros de trabajo tejiendo redes y tomando peso informal para las decisiones que muchas veces tienen lugar en este tipo de eventos.

Estos son sólo algunos de los ejemplos con los que las organizaciones actuales tienen oportunidad de aggiornarse a las necesidades de las mujeres madres como líderes, y que esa dicotomía sea un tema de conversación y acción para poder revertir las cifras mencionadas.

Desde Giving Birth, trabajamos en el ad hoc de cada cultura organizacional y de cada realidad de la mujer profesional y su jefe directo, porque sabemos que desde la autenticidad se construye la diversidad, y desde encontrar acuerdos de calidad WIN WIN para ambas partes, que la continuidad del desarrollo profesional de la mujer madre sea una realidad.

Trabajamos con business case sólidos para asegurar la performance de nuestros programas de mentoreo individuales, y brindamos herramientas de seguimiento para nuestros workshops, porque sabemos que la innovación necesita ganar confianza, y que es desde la aptitud y resultados que demostraremos que cuando hay mujeres madres en puestos de decisión, estamos siendo realmente inclusivos en pos de las necesidades de los futuros líderes, y que los modelos de éxito que hoy están reclamando , serán una realidad para el 65% de la fuerza laboral que así lo demanda.